jueves, 22 de marzo de 2012

Pues ¿qué quieres que te diga?

Primera falta, tarjeta a un medio centro que hace una falta al ir a dar al balón por venir un contrario al que no ve.
Benzema remata de cabeza un córner en el segundo palo y el balón es sacado sobre la línea de gol posiblemente con la mano por un defensa. Ni una sola repetición. Ni una todavía.
Arbeloa comete un penalty (uno de tantos en cada córner, pero penalty al fin y al cabo). El árbitro no lo pita.
Tras hacer ese medio centro una falta (esta vez sí, por la reiteración susceptible de haber recibido por ella la primera amarilla del partido), le cambia por un extremo.
No muchos minutos después de este cambio, lesionan al sustituto con una falta que si no es roja, es naranja. El árbitro, a cuatro metros, no considera que sea falta.
Pepe recibe un golpe voluntario en la boca (la cual le rompen) y una tarjeta amarilla. Según el acta, por simular la agresión de un rival.
Los jugadores del Madrid sufren repetidas faltas después de desbordar e ir hacia el área que en ningún caso (excepto en la cuarta o quinta, al lateral derecho) son castigadas con amarilla.

Descanso.

Mourinho mete a un turco.
El árbitro expulsa a un ayudante de Mourinho por aplaudir irónicamente una decisión suya (por el mismo motivo expulsa después a Ozïl).
El árbitro saca tarjeta a Ramos por una de sus primeras faltas, según el acta, por reiteración.
El árbitro, otro partido más, señala una falta al borde del área que no era (lo había hecho anteriormente en dos ocasiones).
Cantada de Casillas. Gol de Senna.
El árbitro saca la segunda amarilla a Ramos por lo que parece fallar al balón y darle al contrario (como la amarilla a Lass), aunque en el acta pone que es por apartar a un rival con la mano.
Aquí es cuando expulsa a Ozil. Y a Mourinho por discutir una decisión suya, según el acta.
Hay unas 15 tarjetas, cuatro expulsados, 6 cambios, dos goles, varios jugadores perdiendo tiempo. El árbitro indica que va a añadir 4 minutos. No lo hace.

Pues ¿qué quieres que te diga? España perdió en Japón y Corea contra Corea del Sur por no ser capaz de marcar un gol a una selección claramente inferior. Entonces se podía hablar del árbitro en esas circunstancias.
Hoy, por lo visto, no.

Da igual que el Madrid tuviese un 70% de la posesión. Da igual que, cuando juega el Barça, aunque su juego sea malo en un partido, eso significa que es extraordinario. Da igual que cuando el Madrid no domina el balón contra el Betis es que juega mal y merece, cuando menos empatar, aunque cuando pase eso en partidos del Barça sea un canto al buen fútbol, al de verdad. Da igual todo.
La cuestión es que, cuando pierde o empata el Madrid, hay que callarse y buscar culpables en el equipo blanco. La cuestión es que, para muchos, el Madrid no merecerá nunca estar por delante del Barça aunque haya jugado mejor que él durante toda la temporada excepto el último mes.

Eso sí, espero que todos los que están indignados con los árbitros, también lo estén con los gobiernos y con los patrones y el 29M vayan a la huelga general.

Si no es así, no entendería nada. Nada.

2 comentarios:

Rafel dijo...

Bona tarda
Antoñito, sabes que solo estoy de acuerdo con la ultima frase de tu articulo, pero... en algo estamos de acuerdo ¿no?
Disfruta/emos, aunque sea del futbol

antoñito dijo...

Hola Refelillo:
¿De verdad que solo estás de acuerdo con eso?
Me decepcionas, mi pequeño saltamontes, pero no por eso te quiero menos.
Salud, República y más escuelas.
MUERTE AL CAPITAL Y HUELGA GENERAL.