lunes, 17 de octubre de 2011

¿Cual será mi sitio en un lugar que no existe?

Andaba (porque andubía queda fatal) reflexionando sobre el cielo y el infierno, pensando chistes fáciles, eligiendo destino, hasta que me he topado con una realidad: el cielo no existe; el infierno, sí.

Cientos de millones de personas (albañiles, ministros, empresarios, profesores, tal vez algún clérigo) viven constantemente angustiados con la posibilidad de que alguno de sus actos o de sus pensamientos acaben con sus huesos en el fuego eterno hasta el punto de olvidarse de ser felices.

Esa historia del cielo (y las vírgenes, ríos de agua fresca, infinita felicidad, vino, orgías o paz eterna, según convenga a cada religión) no es más que un cuento para niños, una falsa e imposible recompensa del tipo "Enriquito, hijo, si te portas bien, tendrás una recompensa". ¡Hostias, cuando eso no funciona se amenaza con castigar al chico!

Y en esas estamos. Cada manipulador que crea una religión, tiene que seguir unos pasos obligatorios, como si de abrir una franquicia se tratase. A saber:
  • Inventarse a un ser temible.
  • Dotarlo de superpoderes.
  • Hacer creer que es invisible o, al menos, solo al alcance de algunos elegidos.
  • Convencer al personal de que ese ser te ha nombrado manager.
  • Por supuesto, dotar al ser (y al representante) de una infalibilidad divina de la muerte.
Una vez conseguido todo esto, que es más fácil cuando tienes un rebaño deseoso de que le expliquen cosas difíciles de la manera más fácil posible: "hijo mío (hay que hablar paternalmente; también existe la posibilidad de hablar con aires de superioridad, aunque esas religiones pegaban más cuando la gente sabía que era inferior -véase que hablo de que la gente se sabía inferior y no de que era inferior-), eso pasa porque FLGKJSDFOIFGSL (póngase aquí el nombre -en mayúsculas, por supuesto- que se haya elegido para el dios de esta nueva religión) ha querido". Una vez conseguido esto, decía, solo queda un requisito imprescindible: el castigazo.

El castigazo es la amenaza con la que todo mal guía empieza sus alocuciones, el aviso de condena eterna si no me hacéis caso.

Por lo tanto, si no queréis acabar como yo (iré irremediablemente a un infierno ya que no me trago ningún infierno de los que me pintan, me crearé uno propio en el que solo se escuche Camela y se lea La Razón; no me jodáis con Telecinco, que me hago cura con tal de no ir a ese sitio), haced lo que yo os diga....


7 comentarios:

Anónimo dijo...

Hoy me da igual todo. Estoy contenta y feliz, porque acaban de llegar los colirrojos, les veo como están buscando su parcela, y espero que el que tengo asignado no tarde, lo tiene todo preparado: el agua embotellada,no del grifo, su galletita picada..., en fin, espero que aparezca y que no haya llegado al final de su ciclo.
Monty P.

Meskalis dijo...

Antoñito, el tema del infierno es muy cortito. Simplemente es una patraña de los canallas de la SICAR para tener agarraditos de los güé al personal.
Así que, que les den mucho por cú y que se joroben, porque los que hemos visto el engaño les traemos de los nervios, porque les despertamos al personal.
Vive la vida y disfruta con alegría, que si después de la muerte hay algo, desde luego no será el infierno. Como mucho el cielo. Y como poco el mismo cielo.Así que sé feliz.

antoñito dijo...

Monty P: Me dejas una sensación de porro... me gusta tu buen rollo.
Besos.

Meskalis: Te puedo asegurar que, si bien no diría que no se puede ser más feliz que yo, lo cierto es que no puede haber nadie más feliz.
Y que me súa el coño lo que diga la maldita SICAR.
Salud y cruces ardientes.

Elalberto dijo...

¿Qué sitio ni sitio?
¡Tú te quedas conmigo, diablillo, que te pongo un piso...!

antoñito dijo...

No me digas eso, elalberto, que te cubro.... y me salen los niños rubios, adviértote.

Anónimo dijo...

hola socio,un apuntillo pequeño sobre lo dicho: el uso que hacen del lenguaje con el uso del nos mayestatico para darnos mas miedito,
eso de... nos vicario de cristo en la tierra,venimos a decir y decimos....joder imaginate que todos hablasemos asi

para joder hoy ya ha llegado la lluvia (es mentira eso de "donde la lluvia es arte")ayudado de los humos y los alcoholes va siendo hora de entrar en modo hibernacion.edutit

antoñito dijo...

Lo del plural mayestático, mola. No en vano, Nos lo utilizamos mucho.
Saludes ;)