viernes, 14 de enero de 2011

De jubilaciones y tal.

Vamos a ver. Hay varias noticias rondando por ahí que parecen halagüeñas, pero que realmente son propias de leones con piel de cordero.
Una de esas noticias, sobra la que no me voy a extender hoy, es la que nos habla sobre los sobresueldos de nuestros pobres ex-presidentes. Digo que no me voy a extender porque, a pesar de cobrar de empresas energéticas (las pobres, apenas beneficiadas por sus respectivos Gobiernos), alrededor de 200.000€ en el caso de Aznar y más de 120.000€ en el de González, se permiten el lujo, no, nos permitimos el lujo de pagarles 80.000€ anuales de los Presupuestos Generales del Estado. 
La otra noticia es que parece ser que se están acercando posturas entre el Gobierno y CCOO+UGT. Esta, también parece halagüeña, como decía, pero me da a mí que el acercamiento está siendo hacia el jodimiento del obrero, como siempre. Hemos pasado de, por una parte (la del Gobierno) decir que lo de las jubilaciones a los 67 años es innegociable en tanto que calmará las ansias de los mercados, y de otra parte (los sindicatos mayoritarios) decían que por ahí, no..... a tener al Gobierno diciendo lo mismo y a los sindicatos, que ni de coña si la jubilación es para todos, toditos los casos y no hay ninguna manera de prejubilar y todo eso.
Me parece una vergüenza que cedan en eso, y más con lo que hemos tragado en estos últimos meses, en este último año y medio. ¿Enumeramos? Bajada de sueldo a los funcionarios, congelación de la mayoría las pensiones (y revalorización por debajo del aumento del IPC para el resto); subida del IVA; mantenimiento, bajada o eliminación de impuestos para las rentas altas; LA PUTA REFORMA LABORAL. Aquí, un inciso.
Tras la Huelga (bueno, digamos que durante la Huelga porque fue una Huelga que duró dos o tres meses), Cándido Méndez dijo algo así como que "si no retiran esa contra-reforma, que no cuenten con nosotros para el reglamento; no nos sentaremos a negociar mientras no la retiren". Ahora, parece ser que no es tan así.
Bueno, en definitiva, parece que escribo sobre diferentes cosas, pero en realidad, siempre escribo sobre lo mismo: los poderosos (o el capital, o los gobiernos; me da igual, los llamemos como los llamemos, todos sabemos identificar a un hijo de puta aunque no sepamos el nombre exacto), siempre están jodiendo a las clases populares. De hecho, si los poderosos no fuesen quienes redactan y aprueban las leyes, esto que hacen con nosotros, nuestros sueldos, nuestra sanidad y educación, nuestra justicia, nuestras hipotecas, nuestras cajas de ahorros, todo esto, digo, si se redactasen las leyes desde el sentido común y no desde el interés, se debería considerar terrorismo en igual o mayor medida que lo que hace Arnaldo Otegui. Si éste está en la cárcel por no condenar a quienes aún amenazan con matar ¿qué habría que hacer con quienes planean, ejecutan o consienten todas las injusticias que nos rodean?

2 comentarios:

Donato dijo...

Al pan, pan, y al vino, vino. Las conclusiones y soluciones a muchos de los problemas que nos acucian, son mucho más directas y sencillas de lo que imaginamos. Lo que resulta más complicado es llevarlas a cabo.

El caracter violento de las revoluciones que han tenido lugar a lo largo de la historia, ha venido marcado por la negativa de "los poderosos", como tú dices, a ceder sus privilegios y a atender a los razonamientos más elementales, en grave perjuicio de la mayoría de la población.

También hay que decir, que no todas las revoluciones han sido violentas, ya que una revolución, es hacer las cosas de una forma radicalmente opuesta a como se venían realizando.

Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, hemos podido comprobar con regocijo, como el levantamiento del pueblo contra el poder, ha resultado en Tunez y en Bolivia, hace unas semanas. En el caso de Túnez, las protestas han derivado, no solo en la marcha del gobernante de turno, si no, en la bajada del precio de los artículos que pretendía subir. Ha quedado demostrado que cundo las cosas se hacen con interés y empuje, los resultados llegan.

Hostias, que ladrillo estoy metiendo. Corto ya.

Salud.

Anónimo dijo...

ole,ole y ole...donde firmo...to esto solo tiene una solucion...A CABALGAR HASTA ENTERRARLOS EN EL MAR...se le saluda don.Edutit.