viernes, 29 de octubre de 2010

Eutiquio (one more time).

Hace tiempo ya, me prometí (también os lo prometí a vosotros) no volver a las andadas con Eutiquio.
No voy a hablar ahora sobre el porqué de nuestro desencuentro, sino a explicar lo de ahora.
Ahora, este buen hombre dedica todos sus esfuerzos (y es capaz de esforzarse mucho, de verdad) en insultar constante, burda y miserablemente a personas que (en unas ocasiones) quiero, (en otras) aprecio o que (en la mayoría de los casos) reunen las dos cualidades anteriores.
Su único objetivo, intuyo que conmigo lo ha conseguido, es hacerse notar, volver a los viejos tiempos en los que era admirado por todos todo el tiempo. No se da cuenta de que el mundo sigue girando y que, si nos paramos, no somos nosotros quienes se alejan.
El tema, más o menos, es que en un comentario que hice en Fuego Amigo, el blog de Manolo Saco, el mejor blog del mundo el pasado domingo, mientras daban vueltas los coches esperando a que dejase de llover o a que a otro señor mayor que cree que todo gira en torno a él, puse con "b" una palabra que debería empezar por "v". 
Tras la carrera (y la consiguiente estampida hacia el fútbol; jugaba el Pinto contra el Parla), Elena se quedó en casa con Marcos, que estaba muy tontorrón porque estaría (estaba, visto la semana que lleva el pobre) incubando algo.
Pues, bien, al llegar a casa me dijo (ya te puedes imaginar como) "has puesto venir (creo que era venir, o vamos, o me da igual) con b". Automáticamente, puse un comentario en el que citaba el mío, en plan "comentario 113 por antoñito, volver es con v, burro".
Y ya está. O no.
Cual no será mi sorpresa cuando vi, al hacer mi ronda rutinaria de los lunes (desde que estoy de baja, claro) por todos los blogs que frecuento, y al darme una vueltecita por los que, aún sabiendo que existen, por unos motivos (porque no quiero) o por otros (porque no me acuerdo) no visito tan asiduamente, vi, decía, que Eutiquio se mofaba en su blog de mi torpeza. Poco me importaba, más en cambio me hacía sentir bien, que me atacase con esos "argumentos". Lo que me reventó fue el ver que sigue con la cruzada de la que hablaba más arriba contra mis amigos Mercedes, Malditos Bastardos, Manolo Saco, algo más atrás La Repú, Sergio Zawinul y tantos otros sáquidas que le apreciaron hace algún tiempo y a los que ha convertido en sus enemigos sin que (en algunos casos, o en todos) ellos hayan declarado como tal a Eutiquio.
Pues bien. Mi sorpresa se agrandó cuando, al leer por curiosidad (la que mata al pez, o al gato, o al curioso) los comentarios a "mi noticia", veo que algún admirador suyo (que, obviamente vigilaba el blog de Manolo Saco) le dice algo así como que "ya ha venido a espiar él o alguien que le ha avisado y ya lo ha corregido".
¿Qué quieres que te diga? Pues me indignó esa tontería (hoy, entonces me pareció una cobardía andar metiéndose con la gente a escondidas; qué coño, me lo sigue pareciendo). Escribí un largo comentario en su blog que, misteriosamente (o no) desapareció.
Al día siguiente, otro. Esta vez, no desaparece, sino que lo copia y lo comenta en una nueva entrada en la que, sin entender (bueno, viniendo de alguien tan inteligente como él, sólo me cabe en la cabeza la posibilidad de que haya sido sin querer entender) el fondo de lo que decía, se queda en la parte y hace loas al tamaño de mis huevos por revelarme sobre no sé qué orden divina (cuando, pobre, él no lo sabe, realmente Dios soy yo y Manolo -prueba de ello es que, a veces, me cita al final de sus frases- simplemente es mi enviado a la tierra) de no pisar su casa.
Haciéndole ver que (parece un atestado de la Guardia Civil) no habían sido bien interpretadas mis palabras, a través de un nuevo comentario, me vuelve a dedicar una entrada en la que dice que retira lo de mis grandes pelotas y que Manolo me ha mandado no meterme más ahí.
Manolo no me ha mandado nada. En cambio, a mí me están dando ganas de mandar a Eutiquio a algún sitio porque, al intentar explicárselo, me ha vuelto a desaparecer el comentario. Cosas raras (tanto como que, utilizando el mismo blogger, nunca, que yo sepa, ha pasado nada así con ningún comentario -que no haya borrado yo, claro, por estar duplicado o por contener datos personales como correos o teléfonos).
Nada, espero que no haya nuevo capítulo, pero tal vez continúe la historia.

POR FAVOR, QUE MIS AMIGOS NO UTILICEN ESTO PARA UNA NUEVA GUERRA.
GRACIAS.
SALUD, REPÚBLICA Y MÁS ESCUELAS.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues, ya le has dedicado demasiado tiempo. Acuerdate que es una persona muy mayor, está enfermo de odio y envidia y el ego que tiene es brutal. Ha cogido tal perra con Manolo, que se lo tendría que mirar algún siquiatra.
Salud.
Monty P.

Anónimo dijo...

no conozco de na a ese eutiqui..pero el nombre no me mola....si quieres algun tipo de labor de infoprmacion o lo que sea solo tienes que silbar y voy...edutit

antoñito dijo...

Gracias compañeras, no os preocupéis.
Esto sólo es la réplica que me han negado en su blog.
Salud y Paz.

Sergio Zawinul dijo...

antoñito, creo que te estas tomando demasiadas molestias contestando a ese exotroll.

Si se mete conmigo, quiero decir que por la parte que me toca, no te preocupes. No hay cosa que me pueda preocupar menos. Hace tiempo que me di cuenta de que no merece la pena prestarle la más mínima atención.

Salud y pastafarismo.