viernes, 3 de julio de 2009

Carta abierta a Mercedes, en el blog de Manolo Saco

Las cosas como las veo (que no necesariamente como son).

Creo que a veces, por ser rebuscao, lío demasiado las cosas. Con lo de que “tienes los mismos prejuicios que ellos, pero al revés”, hablo no sólo de tí, sino que hablo de los rosados (Celemín q. e. p. d. dixit), que tenemos las mismas reticencias para los que son de ijquierdas-ijquierdas, que las que ellos tienen para los que llaman del P_ _E.
Debería explicarme mejor. A lo que me refiero, sobre todo, es a que lleva más razón que ninguno, el más colgao a priori, Malatesta. Él dice que es necesaria la unión entre las gentes de izquierdas (sea lo que sea eso) y yo estoy de acuerdo. El enemigo es otro. Y he dicho el enemigo deliberadamente, podría haber dicho el rival, pero no rivalizo con ellos para nada. Son los enemigos de los que tenemos ansias de libertad, ganas de ser felices, ya sea a través de pasar las máquinas a saco, ya sea mediante cambios tranquilos. Nosotros estamos aquí, y ellos enfrentados a lo que significan, no sólo nuestras ideas (en toda su amplitud), sino que están directamente en contra de nuestra existencia. Seguramente para nosotros crearon lo de “muerto el perro, se acabó la rabia”, cuando lo cierto, es que los únicos perros, son los que no quieren trabajar, a cambio de que nosotros muramos en sus tajos; lo único cierto es que la única rabia, es la que gobierna todos sus actos.

Ni marxismo, ni socialismo, ni carajos. La verdad por delante; ellos caerán si esa es nuestra razón.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenas Antoñito te mando un enlace a la revista Acción digitalizada,donde viene el programa máximo del PSOE, si no la tienes te hará ilusión es del año 66 y editada en Francia, aquí yo acababa de nacer(tendría un añito) y mandaba el unihuevo.

Abrazos a todos, Jaime.
http://prensahistorica.mcu.es/es/catalogo_imagenes/imagen.cmd?path=503089430&posicion=1

Joaquim dijo...

Antoñito, hijo, tienes el blog hecho unos zorros, que hay que recargar tres o cuatro veces la página de los fallos que tiene.

No acabo de entender tu post, pero me da que va en la línea de aquello de que todos los que dicen ser de izquierdas son buenos y han de ser nuestros amiguitos. Enorme error, pienso. Que se lo pregunten a todas las organizaciones y partidos de izquierdas rusas no bolcheviques a partir de 1917, o a Andreu Nin y el POUM en España durante la guerra civil, o incluso al mismo Trostky sin ir más lejos.

Hay gente con la que como dijo un bromista "hay que ir con ellos hasta el fin, pero ni un paso más allá".

¿Se entiende?.

Donato dijo...

Yo soy una persona de ideología libertaria, bién es sabido por l@s que entienden un poco de política y de historia, que los principales enemigos de l@s anarquistas siempre han sido l@s comunistas (a la derecha no hace flata nombrarla). No obstante en los tiempos que corren, con tantos frentes abiertos, sociales y políticos, es frecuente coincidir con ell@s en algún tema. Soy de la opinión de ir de la mano con ell@s en temas puntuales y con mucho cuidado y llegado el momento, adelantarles por la izquierda.

Una comparación: imagínate que estamos en Cadiz y queremos ir hasta Barcelona, pero los comunistas y socialistas prefieren quedarse en Madrid. Sabiendo que el viaje junt@s se puede hacer mejor y más rápido, sería factible para algun@s de nosotr@s, hacerlo y una vez llegad@s a Madrid, convencerles de que vengan a Barcelona. Si no quisieran (que es lo más probable) deberiamos continuar nuestro camino y a partir de entonces serian nuestr@s enemigos, como ya ha pasado en la historia del siglo XX en España.

Una recomendación, lo que dice Joaquim viene muy bien ilustrado en una película de Ken Loach llamada Tierra y Libertad, rodada en España, donde se trata este tema, casi de forma documental. Te podría recomendar un libro, pero no conozco ninguno que hable explicitamente de este tema (haberlos, haylos) Si no la consigues, yo te la puedo copiar, si quieres. Si luego te interesa el tema, ya buscaremos libros que hablen mas en profundidad, de como se frenó la revolución con Stalin como instigador.

Salud

antoñito dijo...

Deseándolo estoy, hermano.

antoñito dijo...

Joaquim:
Bastante tengo ya con tóa la casa llena de churumbeles, como pa tontás.
Echame una mano, primo.