sábado, 6 de junio de 2009

Certera reflexión de Patricia, donde el Saco

Nadie tiene un sistema moral perfecto, y todos ignoramos muchas cosas para seguir con nuestra cómoda vida moral o nuestras pequeñas miserias. No es que nos haga peor persona… simplemente nos hace humanos.
Todos mentimos al resto o nos mentimos a nosotros mismos. Seguimos nuestros principios lo mejor que podemos, o con nuestras mayores o menores dudas. Seguimos viviendo cómodamente del sistema poniendo los límites donde mejor nos parece, y aun cuando se intente combatir, se hacen concesiones.
Todos hemos sido y somos a menudo cobardes, mentirosos, hirientes, arrogantes…
Aun así seguimos peleando y viviendo como podemos.
No podemos pretender ser perfectos, ni que nadie lo sea. Las sombras son tan parte de nosotros como las luces. Negarnos a ver esas sombras es negar a la propia humanidad.

1 comentario:

Celemin dijo...

No te enfades conmigo rosáceo, que prefiero gente que como tu viene de frente, que la que da puñaladas por la espalda.

Salud, amigo y malos tiempos para la música.