jueves, 5 de marzo de 2009

Se lo quito a ¡Viva Honduras! de www.manolosaco.com

“Decálogo para crear a un delincuente” del juez de menores de Granada, Emilio Calatayud.

(Está tomado de un blog que hace referencia a un libro del juez, ignoro por tanto si hay alguna interpretación subjetiva)

(Muy interesante una intervención suya: http://es.youtube.com/watch?v=K2GTauJT5Vg)

1. Dadle todo cuanto desee: así crecerá convencido de que el mundo entero le debe todo.

2. Reídle todas sus groserías, tonterías y salidas de tono: así crecerá convencido de que es muy gracioso y no entenderá cuando en el colegio le llamen la atención por los mismos hechos.

3. No le déis ninguna formación ético-moral: ¡ ya la escogerá él cuando sea mayor!

4. Nunca le digáis que lo que hace está mal: podría adquirir complejos de culpabilidad y vivir frustrado; primero creerá que le tienen manía y más tarde se convencerá de que la culpa es de la sociedad.

5. Recoged todo lo que vaya dejando tirado: así crecerá pensando que todo el mundo está a su servicio; su madre la primera.

6. Dejadle ver y leer todo: limpiad con detergente, que desinfecta, la vajilla en la que come, pero dejad que su espíritu se recree con cualquier porquería. Pronto dejará de tener criterio recto.

7. Padre y madre discutid delante de él: así se irá acostumbrando, y cuando la familia esté ya destrozada lo encontrará de lo más normal, no se dará ni cuenta.

8. Dadle todo el dinero que quiera: así crecerá pensando que para disponer de dinero no hace falta trabajar, basta con pedir.

9. Que todos sus deseos estén satisfechos al instante: comer, beber, divertirse,…¡de otro modo podría acabar siendo un frustrado!

10. Dadle siempre la razón: son los profesores, la gente, las leyes… quiénes la tienen tomada con él.

“Y cuando su hijo sea ya un delincuente, proclamad que nunca pudisteis hacer nada por él”.

1 comentario:

Jesús Herrera Peña dijo...

Hola Antoñito.
No tengo un medio más privado (y lo necesito) para comunicarme contigo; entonces, perdona si uso este comentario al artículo para hablar de algo que nada tiene que ver.

Se trata de que hablemos totalmente en privado y cambiemos impresiones sobre Tomás Gómez, el secretario general del PSM.
La necesidad me surgió cuando he leido cortos comentarios tuyos sobre él, pero se me ha acrecentado ahora mismo con el reciente artículo de Celemín.
Leelé y después, si te parece bien, comunicate conmigo a través de mi correo particular que es jherrep@terra.es ya que necesito información sobre una serie de detalles de los que carezco de conocimientos.

Un saludo de
Jesús