domingo, 11 de enero de 2009

la monse, criticando a la maleni.

De vergüenza ajena: la nula capacidad para medir las consecuencias de sus declaraciones, la creencia en que las mismas son correctas y justas, la falta de respeto que tienen hacia los diferentes, e incluso, el trasfondo de muchas de sus críticas a las Ministras de este Gobierno; parece que además de ser malas por Socialistas, lo son por ser mujeres, ¡incluso cuando la que critica, también lo es!
Pero claro, cuando Ana Mato (creo) dijo que los niños andaluces eran poco menos que analfabetos, cuando tienen a un fascista de presidente fundador, a un fascista (otro) de presidente de honor, y a un inútil de presidente ¿ejecutivo?, ¿qué podemos esperar de ellos?
Francamente (nunca mejor dicho), de aquellos polvos (en su caso, no fueron polvos, fueron actos de amor sin límites -sin condón, vamos-), estos lodos (o como dijo el silbeante registrador de la propiedad, hilillos).

1 comentario:

Jesús Herrera Peña dijo...

Antoñito, con esto que dices en tu artúculo, estoy al 101% de acuerdo con ello.

Sigue así. Tenemos que atrincherarnos bien los de izquierdas y disparar pal frente, que hay mucho enemigo, pero nosotros somos más y mejores.