sábado, 13 de enero de 2018

Malentendió

No necesito nada que no haya en mí,
nada que no tenga. Esto, no significa
que no quiera conocer nuevos cielos,
nuevos besos, nuevos retos.

Quiero bueno por conocer, quiero
malo conocido, quiero lo mismo,
quiero otra cosa, porque me desconozco,
soy la misma persona, pero soy distinto,
cambio con cada noche sin ti,
con cada sueño contigo, pero lo hago
sin perderme, sin dejar de ser yo.

Quiero, como el poeta, vivir
en tus brazos sin salir de los míos", pues lo nunca tenido, no lo perdido,
es todo lo que mi alma espera.

lunes, 8 de enero de 2018

Manos

Una mano cuando has caído,
una en la que guarecerse,
una con la que esconder tu ansiedad
mientras la acaricas con avidez.

Dos manos que se buscan
para no soltarse nunca,
para darse calorcito,
para ser un mudo "te quiero"
con la sonrisa que acompaña
esa pulsión, ese apretón.

Apretón de manos,
manos que aprietan por amor,
manos, amor, deseo, pasión
que sangran y lloran.

Tus manos, las mías,
esos dos entes que se buscan
a través de nuestros sueños
que se abrazan y sujetan,
que arañan y enloquecen,
que son lo único que tienen en común
todos nuestros tiempos,
todos nuestros retos,
todas nuestras peleas,
cada reconciliación, cada día, cada noche.

Trato hecho

Quiero ser mejor, crecer,
ofrecerte lo mejor que tengo,
mi cariño, mis versos, mi corazón.

Quiero abrazarte, que en mis brazos
sepas que estás en casa, que sepas
que aunque falten otras cosas, esas
se pueden comprar, pero que, juntos
todo se puede, nada se echa de menos.

Quiero que con mis besos vueles,
que en mis labios, sueñes, que
cada vez que me veas, sepas que
soy lo que ves, que sientas que no
queremos nada más que darnos.

Porque de eso se trata ¿no?
de dar lo mejor de uno mismo
siempre que se haga algo.

domingo, 7 de enero de 2018

Reailidad desvirtual

La realidad virtual nos lleva a nuevos lugares,
nos devuelve a otros que son conocidos,
nos lleva a...
A saber dónde nos acabará llevando.

Desde luego, donde no quiero ir
es donde otros quieren que todos vayamos,
a un mundo en el que los niños y las niñas
desvisten su inocencia con clónicos bailes,
unas relaciones sin intercambio de fluidos,
unas apariencias vacías de todo lo que vale,
apariencias sólo llenas de filtros.

Avances, dicen.
Realidad virtual que desvirtúa cuanto nos hace humanos,
que magnifica nuestras miserias,
que nos mueve por redes insociables,
que nos hunde en simas profundas de miedos sinvergüenzas,
que mata lo mucho que no puede contarse.

Sonrisas, caricias, besos, suspiros. Vida.

viernes, 5 de enero de 2018

Queridos Reyes Magos

Sabéis, que no creo en dioses ni
en los hombres que hablan por ellos.
Sabéis, que tampoco creo en reyes,
ni amos, porque ninguna mujer,
ningún hombre, debería padecer
para la gloria y la riqueza de otros.
Pero, como creo en el amor y éste,
el mío, no tiene medida, que es algo
que esta cabecita loca no puede
asimilar por ser tan cuadriculada,
por querer controlarlo todo, por querer
evitarle más daños a un corazón
por el que teme, sin motivo, pues
no hay nada más fuerte en este
o en otros mundos, nada, creedme,
que un corazón lleno de amor.

Así que, ahora que sé que venís
de la tierra que tanto anhelo, ahora,
compadres míos, que sé que venís
de la golpeada pero alegre Andalucía,
os pido en confianza que traigáis
a su vida, a la mía, mil momentos
en los que sonreír, millones de besos,
de risas, más serenidad, en definitiva,
traednos más risas y menos lágrimas,
porque no quiero nada más que
quererme lo suficiente como para
dejarme ser feliz, amar tanto como
para ver cómo es feliz, aún en la lejanía.

Por todo esto, queridos Reyes Magos,
si no me lo traéis, traedme su carta,
porque no hay papel, caja, regalo capaz
de compensar lo que nos negáis.

jueves, 4 de enero de 2018

Encadenado, como el poeta

Encadenado, como el poeta
que se veía esclavo de dos deseos.
En su caso, uno era alma y el otro,
carne. El deseo carnal, en el alma
de ese poeta encadenado, entraba
en su corazón a través de las venas.
El deseo del alma, salía de él a través
de sus manos, en sus letras y su guitarra.

En mi caso, el deseo de mi alma y el de
mi carne, es el mismo, son las tuyas,
es tu alma, es tu carne.

Por eso, rezo a un Dios que, como el resto,
he inventado para decirle que, si tú quieres,
nos abrazaremos, nos besaremos,
volveremos a probar nuestros sabores,
nos tocaremos, nos veremos y,
si no nos vemos, que sea por la niebla.
#buenosdias #felizmiercoles #mañanitadenieblatardedepaseo

martes, 26 de diciembre de 2017

Felicidades, mamá 2017

Mamé de ti hace mil años,
Una fría noche de noviembre y,
Chache me llamaron tus otros dos
Hijos, tu niña Coral y tu Javi
Atentos siempre a prestar un oido
Sin que sea necesario pedirlo.

Fue la mía una infancia rodeado de ti,
Entre tus carreras frenéticas
Liada con mil cosas, liando dos mil más,
Iluminas al mundo con tus cosas,
Con tu idioma, con el almudeno,
Idas de olla a tiempo completo
Desde siempre, hasta todo el rato,
Aliada, demasiadas veces, del problema
De la mujer española de mediana edad,
Esa queja entre el servicio, esa entregas
Sin pedir nada a cambio.

Mas, cuando quieras loquear,
Abrir ventanas, airear nuestras movidas,
Morirnos de risa por cualquier cosa...
Aquí está tu Antoñito. Te quiero, mamá.

Felicidades, mamá 2016

En plenas fiestas,
casi disimuladamente,
la mujer de la que fui vida
cumple un año más.

No siento haber estado nunca
a su altura aunque la adolescencia
y, ahora, la vuelta a casa, me hayan
hecho creer más alto,
aunque mis locuras sean de traca,
no llegarán nunca a las suyas.

Es alguien especial y
espacial a partes iguales,
la amenaza constante de frases geniales
y la ya abuela que mete cinco euros
en el bolsillo a traición.

Hoy, que la vida me ha llevado
a tiempo parcial a la habitación
que me vio crecer,
estoy disfrutando de unas cuantas "almudenadas" extra.

Una cositas de mi madre querida
que "en condiciones ideales"
me habría perdido... lo que me lleva
a pensar que todo pasa por algo y que
no cambio muchos de estos momentos
vividos por mil cosas o casas.

Te quiero, mamá:
no cambies nunca,
y menos si te lo pido yo.